El enigma del cuervo

Me costó convencer al personal para qué viéramos esta, no por nada, solo que las demás que tenía a mano, las había visto. Había leído, quizás escuchado en la radio, que empezaba algo insípida, para luego remendar la plana tornándose interesante, que va, malamente para pasar el rato, muy pobre, y eso que como prácticamente obligué a mis acompañantes a verla, les animé: “tranquis, que esto por lo visto se pone mejor luego”… he perdido muchos puntos como “recomendador”, la próxima vez ni me molesto, total, no me van a hacer caso (y con razón).

Es un quiero y no puedo que ni llega a thriller, ni a cine de aventuras, y encima, tenemos al pobre John Cusack, haciendo otra vez su papel, ese que tantas veces ha hecho, en fin, no hay tensión, no hay acción… hay que darle un empujoncito para que entre, pues cuesta tragársela, de hecho éramos tres, y uno acabó casi roncando.

James McTeigue (director de esta peli), es también el director de “V de Vendetta, película a la que tengo que darle otra oportunidad (si no me equivoco será la tercera oportunidad), pues en serio, que no me gusta, que si, que hay grandes cosas en ella (sobre todo mi bien amada Natalie Portman), pero ni la historia, ni el conjunto… para mi una cinta claramente sobrevalorada, supongo que en parte a causa de sus guionistas, los hermanos Wachouski (Matrix, Speed Racer), que también están sobrevalroados/mimados a más no poder, de acuerdo, hicieron Matrix (Speed Racer, seré bueno y no la comentaré), película que no siempre por fortuna, ha cambiado la forma en que se rueda cierto cine de acción, pero quítale esto y los notables FX… y Matrix es otra película del montón, que si no fuera por la decadencia del cine en general, y más aún del cine de ciencia-ficción… ya estaría relegada al olvido.

Volviendo a “El enigma el cuervo“, no puedo recomendarla, no cumple su función ni de lejos, tampoco puedo decir que sea un bodrio, si tienes tiempo para perder…

Anuncios

El inocente

[youtube:”http://www.youtube.com/watch?v=oBAuw0kqhv8″%5D

Con esta cartelera que tenemos, que uno pasa de puntillas por ella, como un descalzo sobre unas brasas, no llegué a tiempo para “Medianoche en París“, y como ya he visto en calidad decente “Una dulce mentira” (de la que ya hablaré), en el “cine” de mi PC, decidí ver “El inocente“, dirigida por “Brad Furman“, un desconocido para mi, ya que su otra película (The take) no la he visto. Interpretada por Matthew McConaughey, del que siempre recuerdo “Tiempo de matar“, y mira que he visto más trabajos de él, pero solo me acuerdo de Tiempo de matar.

Carátula de "El Inocente"

Carátula de "El Inocente"

Es una película predecible, de cabo a rabo, y se va desinflando poco a poco. Es una de esas películas, en las que el protagonista, es un tío listo de verdad, es un ganador, uno de esos a los que es un error engañar y/o traicionar, y que si lo haces, lo pagarás muy caro. Sin embargo, se acaba la película, y te quedas esperando que el protagonista, haga pagar caras sus fechorías al malo.

Si leyendo lo anterior alguien piensa que Matthew McConaughey falló, que no esta a la altura, error, porque resulta que quizás sea lo mejor de la película, el aporta un toque de clase e inteligencia a su personaje, clase e inteligencia, que desde luego no tienen ní los diálogos, ni el guión en general, un guión que intenta salir adelante con unos cuantos momentos que no brillan lo suficiente como para salvar nada.

Para pasar el rato, pero no esperes gran cosa, es una película honesta, con buenas intenciones, pero no es cine de altos kilates, ni tampoco producto de gran divertimento.

Caché (Escondido)

Carátula de Caché (Escondido)

Carátula de Caché (Escondido)

Imagina que un amigo/a, uno/a que se caracteriza por su seriedad, empieza a contarte una historia, la historia no es original, ya has escuchado otras muy parecidas antes, aún así, porque no tienes nada mejor que hacer, sigues escuchando la historia, está claro que no es una historia de impacto, que no va a ser corta, te acomodas, la historia continúa, e incluso empieza a atraparte, haciéndote olvidar, que es demasiado parecida a otras que has escuchado antes, falta de originalidad. La historia continúa, y continúa, su ritmo es lento, pero ya sientes curiosidad por saber como acaba, incluso deseas de verdad conocer su desenlace, pero la historia continúa, tu amigo/a, la cuenta muy bien, hace unas descripciones ricas, con mucho detalle, pero con cierta frialdad, frialdad y tempo, que consiguen que esas imágenes que evoca su relato, resuenan en tu imaginación, como un grito en una alta y helada montaña, rodeada de otras altas y heladas montañas, la historia continúa, a pesar de lo cual, hasta ahora, no caes en la cuenta, que tanta parsimonia, se te empieza a hacer larga, pero solo es un aviso de que se puede hacer larga, la historia continúa, y parece claro que su final, forzosamente ha de estar próximo, y la historia continúa, la sensación de que continúa, ahora es más “corrosiva”, no parece llegar a ninguna parte, las cartas están echadas, pero todas las preguntas, todos los misterios, que durante casi dos horas, te has formulado, van camino irremediable de quedar sin respuesta, la historia continúa, de repente, tu amigo/a, deja de contar la historia, se levanta, se va para no volver, y no dice ni adiós.

Pues eso es lo que se siente al ver “Caché (Escondido)“, otra premiada obra de Haneke, ese director inefable, “peculiar”, al que no solo no le importa, sino que gusta, dejar sus películas sin desenlace, no solo eso, también gusta, de alargarlas, de forma que no pases por alto, que estás ante una obra suya, ahh, se me olvidaba: también le encanta dejar sin respuestas, todas y cada una de las preguntas, que te permite hacerte sobre su trabajo.

Haneke parece (me parece a mi), que tiene falta de amigos/as, o afán de notoriedad, pero notoriedad a lo tragedia del aeda ciego, pues como he dicho, no solo deja sus películas sin desenlace, si no que deja sin respuestas todas las preguntas, todos los misterios de sus obras, como si buscara que le investigáramos, como si quisiera convertirse en una “cobaya” para estudios antropológicos. Lo siento Haneke, lo mismo eres un tío majo, con quien echar unos vinos, pero me caes lejos de casa.

¿Si recomiendo verla, o mantenerse a mil millones de años luz? Has visto muchas, muchas películas peores, esto no te servirá de mucho, supongo, vale, de acuerdo, me mojaré más, la historia funciona mucho mejor, que la de su más conocida película “La cinta blanca“, cierto es, que estructuralmente, son casi calcadas. Resumiendo, si no tienes una buena película que ver, ve esta. Se me olvidaba, en “La cinta blanca“, Haneke, también busca amigos/as, o afán de notoriedad, quizás con menos ahínco que en esta Caché (Escondido). Las actuaciones, buenas, incluso hay que decir que muy buenas, y eso que Haneke, parece despreciar el acting facial, con planos cerrados, mostrándonos de espaldas a los actores, o con terceros planos de los mismos, o con una luz insuficiente, como si le parecieran feos, como si hubiera preferido una “sex symbol”, y hubiera tenido que conformarse, con una actriz que un día lejano vino a menos. Reconozco, porque es de justicia, que Michael Haneke es un contador de historias, en sus películas, el peso lo llevan las historias, ellas son las que importan, y no los personajes, otra forma más que tiene este director de marcar sus películas, de marcarlas como si fueran ganado.

Se me olvidaba (tres olvidos escribiendo una entrada… vaya tela), técnicamente, casi perfecta, Haneke era un buen alumno, el chico estudiaba mucho, mucho, y encima era listo, eso es indiscutible.

[youtube:”http://www.youtube.com/watch?v=ojvyjkAl6FQ”%5D