Furia ciega

Carátula de Furia ciega

Carátula de Furia ciega

Antes de entrar a hablar de esta cosa, he de decir algo, no sea que se me olvide: NO VER ESTA PELÍCULA.

Mala como el bocao de un rottweiler en la entrepierna. Ya sé, que todo esto suena tosco, suena vulgar, pero precisamente por eso, no la veas, saldrás tan “estupidizado”, que acabarás soltando burradas por tu boca.

Viendo la lista de películas que este buen hombre ha dirigido (ver lista en filmaffinity.com), uno ya se empieza a dar cuenta, que a este es mejor ponerle en la lista, en esa de directores que nunca más volverás a ver.

Ahora atención, ya que he conseguido controlarme un poco, aviso a navegantes, esto es un spoiler, pero un spoliler de los gordos:

Hola, soy un tío duro y malo que la palmé y fui al infierno, otro más malo pero menos duro que yo, mató a mi hija y secuestró a mi nieta, mientras yo estaba con satanás echando unas birras americanas de esas aguadas. Le quité a satanás su trabuco, y me piré del infierno porque yo lo valgo, pero satanás salió a perseguirme, es un tío majo, hasta viste de corbata y tó. Pillé un coche chuli que te cagas, ya sabes… yo lo valgo, el coche traía a un pivón de esas que enseñan las nalgas gratis (que tonta), luego lo típico, es que soy poco original contándolo, al final mato al malo, dejo a la niña con el pivón y satanás y yo resulta que estamos compinchaos, si es buen colega, en serio.

En fin, que no entro a valorar absolutamente nada, porque no merece la pena, sería una pérdida de tiempo, bueno, mira, estoy hoy de buenas, diré un par de cosas más:

1- No vayas a verla.

2-No te la descargues.

No digas que no estabas avisado.

[youtube:”http://www.youtube.com/watch?v=0vsZk5JcQIQ”%5D

Anuncios

Sucker Punch

Carátula de Sucker Punch

Carátula de Sucker Punch

No, no me se ha ido la “olla”, o al menos no más de lo que ya está. Quería ver esta película, por todo el FX que obviamente iba a encontrarme, viendo el trailer, era evidente que no iba a ser una revolución a ningún nivel, estaba claro, que en el apartado visual, no iba a ser en este sentido una “300” (también dirigida por Zack Sneyder), ni una “Sin City“, no me ha decepcionado con eso, porque no, no es ninguna revolución visualmente hablando. De otra parte, su director, Zack Sneyder, es responsable, de la película basada en un cómic que más me ha gustado, para mi la mejor, “Watchmen” (un poco larga, eso si), y responsable de un remake, que me gustó más que la original de George A. Romero, me refiero al “Amanecer de los muertos“, que ojo, no es objeto de mi devoción tampoco, de hecho, lo cierto es, que la considero una obra inferior del cine de terror, eso si, Zack Sneyder, sacó lo poco que sacó, de donde no lo había, porque la producción era una pena, penita.

Dicho todo lo anterior, y sin olvidar lo más importante, mi interés por ver esos FX (a ver si me sacan de esta apatía creativa que tengo encima), era lógico, que sin prisas, pero inexorablemente viera esta película.

Pues me ha decepcionado de veras (por no decir aquello otro), y mira que tenía pocas expectativas, pero se trata de una película esta Sucker Punch, que usa el FX, no para realizar escenas imposibles (que vaaale, si, muestra escenas imposibles),  ni tampoco para recrear escenarios increíbles, no, en realidad los usa, y esto es pecado capital, para solucionar la falta de capacidad (o ganas) para realizar ciertas escenas, en cierto modo, de forma directa, se ríe de nosotros, mostrándonos secuencias de imágenes sin sentido, para no tener que trabajar toda esa parte del cine que solo se puede trabajar de forma tradicional, para la que no todos los directores, ni actores, están dotados, ese cine que no sale de programas de modelado, ni de render, ni dinámicas, ni de partículas, ni de postproducción o montaje, para eso nos mete esas secuencias sin significado alguno, esas “orgías”, que no son más que anuncios publicitarios en medio de una película que echan por televisión, durante los cuales solo aparecen video clips musicales para adolescentes que estén buscando el “pavo” más allá del más allá. Una pena, porque el planteamiento inicial, podía haber dado para mucho, mucho más.

Lo mejor, escuchar a la tan genial como ecléctica Björk, responsable de uno o dos (no estoy seguro)  temas de la banda sonora, lo demás… cero patatero, ni si quiera la pobre Emily Browning se escapa, una chica tan, tan sexy como ella, con ese rostro tan especial, pues hasta su encanto consigue empeorar Zack Sneyder en Sucker Punch.